viernes, 4 de marzo de 2011

Por fin viernes

Esta semana ha sido un tanto agitada y he llegado al viernes K.O.
Me encantaría preparar una bañera calentita con sales aromáticas y aceites relajantes y quedarme en remojo un buen rato.









Hay que ver que bonitas son las bañeras con patas! Dan un aire romántico a la estancia. A mi me recuerdan a mi infancia, cuando veraneábamos en la casa donde nació mi madre, que entre otras muchas joyas vintage jeje, había una bañera como estas. Lástima que entonces no le saqué el provecho que le sacaría ahora...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada