martes, 29 de junio de 2010

Bolsos










¿Porque ellos se bastan con los bolsillos de sus pantalones y en cambio nosotras necesitamos usar bolso?
Vamos a ver, tanto ellos como nosotras usamos móvil, dinero y llaves. ¿Entonces qué es lo que pasa?

En mi caso lo tengo claro, y puestos a hablar del tema, vamos a ser francos. Yo tengo unas "necesidades innecesarias" que siempre llevo conmigo. Se trata de un pequeño neceser con colorete, brillo y una muestra de perfume. Y las llamo innecesarias con todas las de la ley porque cuando salgo de casa !ya salgo perfumada y con el colorete puesto! Pues aun sabiendo que no lo uso, soy incapaz de sacar el neceser del bolso.
Pero la cosa no acaba ahí porque luego entra en juego el "por si", que reúne un catálogo de cosas de lo más variopintas que van engrosando el contenido del bolso. - "Por si" me hacen esperar - libro va -, "por si" tengo sed - botellín viene -, "por si" los niños se ensucian las manos - toallitas van - "por si" refresca - chal viene -. Y así podríamos seguir enumerando cosas y la lista aumentaría proporcionalmente al tamaño del bolso hasta llegar a "zona de peligro" con los maxibolsos. Y es que hay algunos que van tan cargados que se convierten en armas peligrosas y si no, preguntad a las espaldas, estoy segura que si pudieran hablar declararían al maxibolso enemigo a derrotar. Vamos, que al final, ya no sabes que pesa más, si el continente o el contenido.
Y luego encima, no contenta con mi bolso, yo además llevo otra bolsa de mano para las meriendas, batas y baberos que los niños sacan a la salida del colegio. Claro, quizá si no hubiera llenado tanto el bolso con los consabidos "por si", tendría espacio para meriendas y demás...
Y me vuelvo a preguntar ¿pero cómo se lo montan ellos? Si es que algunos no usan ni billetero!
Si. Nosotras usamos bolsos. Y me alegro:










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada